Diapositiva1

Si perdiste a un ser querido o algo muy importante como una relación, un trabajo o la salud y te sientes enojado, triste, frustrado y no duermes, comes mal, no te puedes concentrar y te duele todo, quiero decirte que esto es dolorosamente normal: se llama Proceso de Duelo y significa precisamente eso “el proceso del doliente”.
Este camino tiene etapas que se deben vivir para encontrar un poco de consuelo al final del mismo y con suerte, finalmente la paz.