TRASTORNOS ALIMENTICIOS

 

La relación con los alimentos.

Cuando hablamos de Trastornos Alimenticios o Trastornos de la Conducta Alimentaria nos referimos a un grupo de trastornos que tienen que ver con una relación anormal con la comida, así como con una visión distorsionada del propio cuerpo.
En este grupo encontramos dos trastornos que resultan muy dolorosos para quien los sufre: La Bulimia y La Anorexia.

La Anorexia se caracteriza por un rechazo a ingerir alimentos, mientras que la Bulimia se caracteriza por una insaciabilidad en el instinto de alimentación, una gran necesidad de comer para calmar la ansiedad. Ambos trastornos alteran todas las esferas de quien los sufre.

Aunque estos trastornos pueden aparecer en cualquier etapa de la vida y los pueden padecer tanto hombres como mujeres, las estadísticas muestran que su aparición es más común en la adolescencia y su incidencia es mayor en mujeres, por lo que es importante que los padres puedan contar con la información necesaria para poder detectarlos, sobre todo en el caso de la Anorexia, ya que una de las características de este trastorno es que quien lo sufre no se da cuenta que lo padece, su percepción de su cuerpo está distorsionada y por lo tanto, genuinamente piensa que esta gorda porque ¡se ve gorda!, así que para ella la opción “lógica” es dejar de comer.

En la Anorexia, se presentan pensamientos distorsionados relacionados con la comida, el peso y la figura que llevan a sentir un gran temor a engordar y a establecer tu valía como persona al hecho de ser delgada, por eso no comes, porque lo más importante para ti es SER DELGADA.

CICLO DE LA ANOREXIA

trastornos alimenticios anorexia

CICLO DE LA BULIMIA

trastornos alimenticios bulimia

Quien sufre de este trastorno es muy susceptible a la crítica, sobre todo si se refiere a su peso, a su talla o a la forma en la que come. Si tú hija o hijo se enoja siempre que tratas estos puntos, es un foco rojo que es importante no dejarlo pasar.

Si tú o algún ser querido presenta las siguientes conductas, es necesario acudir a una valoración psicológica ya que puede estar sufriendo un Trastorno de Alimentación:

• Critica constantemente su cuerpo
• Miedo a engordar
• Miedo a ingerir algún tipo de alimento
• Miedo a ver o sentir algunas partes de tu cuerpo (nalgas, muslos, brazos, etc.)
• Miedo a pensar, decir o escuchar algunas palabras como: kilos, grasas, comida, gorda, calorías, etc.
• Pretextos para no comer: “ya me llene”, “comí en la escuela” “ya comí”, etc.
• Aislamiento, tristeza, culpabilidad, apatía, ganas de llorar, irritable, insomnio.
• Pensar todo el tiempo en el cuerpo, peso y en la comida, aun cuando se quiera.
• Miedo comer en público
• Hacer cosas para calmar el malestar causado por la comida como: colocar la comida en cierto orden o separarla.
• Hacer ejercicio después de comer por pensar que así se elimina lo que se comió.
• Contar calorías.

Recuerda que no tienes que pasar por esto solo. Existen tratamientos exitosos que te ayudaran a sentirte mejor, a aceptar tu cuerpo y a vivir plenamente.

Puedes probar tu situación con nuestro test de trastornos alimienticios haciendo click aquí