Siempre vale la pena vivir, sin embargo, hay amores que matan.
¿Cómo vive una persona que está en una relación Codependiente?

Dejar de lado lo que siento, pienso, necesito, quiero y soy... En una relación Codependiente pueden desaparecer hasta las ganas de vivir. Se trata de vivir por y para el "otro", permitiendo que sea éste "otro" quien controle y decida todo por mi.

Cabe mencionar que las relaciones con patrones de Codependencia no tienen que ser necesariamente relaciones de pareja, puede haber relaciones codependientes con hijos, padres, amigos, etc.

Cuando existe una codependencia es porque los límites están dañados o definitivamente, borrados. No hay una distinción entre dónde termino yo y comienza el otro: no hay un "yo", solamente hay un "tú" que se convierte en un "nosotros".

También existe una inadecuada autoestima, debido a que la percepción que tengo de mí misma se la atribuyo a lo que otros opinan de mí. Por lo tanto, no sé realmente "quién soy" y cedo todo mi poder, permitiendo que sean los demás quienes eligen por mí. De antemano, están los pensamientos, sentimientos y deseos de todos antes que los míos. A medida que voy regalando mi poder voy teniendo cada vez menos oportunidades de satisfacer mis necesidades y deseos, los cuales apenas alcanzo a percibir.

Poco a poco la codependencia nos va negando la capacidad para relacionarnos de manera satisfactoria con otras personas y la insatisfacción en nuestra vida se va haciendo más latente; las frases como "no puedo", "no soy", "no debo" empiezan a tomar un mayor significado y comenzamos entonces a buscar relacionarnos con personas "más fuertes", "más decididas", "más seguras". De pronto se producen una serie de afirmaciones que empiezan a formar parte de nuestra vida cotidiana: "sin él/ella no soy nadie"' "él/ella sabe que es lo mejor para mi" y necesitamos continuamente la aprobación del otro para sentirnos bien.

Depresión

Pero no se tiene que vivir así, sí hay soluciones, respuestas, opciones para salir de una relación Codependiente y estar mejor.

El primer paso hacia la recuperación es reconocer y reconocerme como una persona única: diferente del "otro". Darme cuenta de que estoy en una relación Codependiente y que he ido perdiendo mi individualidad.

El segundo paso es tomar consciencia de que necesito apoyo para restablecer mi identidad.

Finalmente, es necesario buscar ayuda profesional para poder restablecer todo lo perdido: identidad, autoestima, límites, individualidad. Encontrar los recursos que hay en mí para salir adelante y contar con nuevos para evitar recaídas. La contención emocional es fundamental para lograr salir adelante.

Para tener relaciones sanas, libres de Codependencia es necesario no tolerar abusos

Para tener relaciones sanas, libres de Codependencia es necesario no tolerar abusos de ninguna índole: físicos, sexuales, psicológicos y emocionales. También contar con la posibilidad de libre expresión, reflexión y constante elección con libertad.

Los límites los defines tú, al igual que tu integridad, felicidad y dignidad. Amar y amarse no es dejar de ser uno, es ser uno.