En ocasiones la dinámica familiar simplemente no fluye. Puede haber problemas familiares hasta en la más sana de las familias. Con el pasar del tiempo, los hijos crecen, los padres se enfrentan a nuevos retos y cambios en sus vidas y todo esto puede generar tensión en las interacciones familiares cotidianas. Cuando los conflictos familiares provocan constantes malos entendidos, distanciamientos, dolor, fricciones continuas, frustración, violencia, impotencia, quizá es momento de pedir ayuda.

Algunos detonantes de problemas familiares son:
- Separación, divorcios o ajustes en la familia
- Abuso de sustancias por parte de alguno o algunos de los miembros
- Dificultad de los padres para asumir la actual etapa por la que pasan sus hijos
- Constantes diferencias entre hermanos
- Problemas académicos en niños y adolescentes
- Conducta problemática de uno o varios de los hijos
- Situación económica difícil
- Situaciones traumáticas
- Una enfermedad crónica de alguno de los miembros

Cuando los miembros de la familia no se llevan bien, la tensión puede afectar la salud emocional, física y psicológica tanto de cada miembro como de la familia como un todo. De esta manera, puede llegar un momento en que cualquier diferencia por pequeña que sea, termina siendo motivo de un gran pleito en donde vienen reacciones y conductas que después generan arrepentimiento.

La terapia familiar está diseñada para ayudar a que todos los miembros de la familia colaboren para hacer frente a sus conflictos esto, a su vez, brinda una gran oportunidad para fortalecer los lazos y vínculos y así, mejorar la calidad de las interacciones. A través del proceso terapéutico familiar, las familias pueden esperar aprender a entendernos mejor, comunicarse con mayor eficacia, y trabajar de forma proactiva para alterar los patrones no saludables.

No esperen a que los conflictos familiares lastimen profundamente los lazos familiares. En CEDESE les podemos ayudar a mejorar la dinámica familiar y aliviar el dolor ocasionado por las constantes fricciones y peleas. No es necesario que los problemas sean graves para buscar apoyo terapéutico, en cualquier momento, la terapia proporciona grandes beneficios.

¡Te esperamos junto con tu familia!