La Terapia para niños se lleva a cabo de una forma didáctica y lúdica de manera que el niño pueda trabajar con mayor disposición. El método que utilizamos es el de terapia de juego. A través de este método, los niños aprenden a reconocer sus emociones y a encontrar opciones para resolver sus dificultades.

Se utilizan juegos y materiales acordes a las preferencias de cada niño. El equipo de psicoterapeutas infantiles de CEDESE cuenta con amplios recursos y experiencia para ayudar a los niños a sentirse en un ambiente seguro, confiable y libre de amenaza.

No nacemos con habilidades sociales, las vamos aprendiendo y a través de las actividades lúdicas, brindamos a los pequeños las herramientas para que desarrollen habilidades de identificación y manejo de sentimientos, tolerancia a la frustración, cooperación, comunicación asertiva, autocontrol, empatía y resolución creativa de conflictos.

Contar con buenas habilidades sociales, le permite al niño relacionarse positivamente en sus distintos grupos de pares (niños que tienen la misma edad). Esto, a su vez, fortalece su autoestima pues conseguirá sentirse capaz, seguro, querido y exitoso.

Asimismo, contamos con un grupo de especialistas en estrategias de reforzamiento al aprendizaje formal escolar. Si el niño está teniendo dificultades en la escuela con las tareas, trabajos, exámenes, podemos ayudarlo.

Por otra parte, hemos visto y estamos conscientes de que la constante frustración escolar genera conflictos internos en el niño, por otra parte apoyamos a los niños con problemas en su desempeño académico tanto en el área emocional como en la de aprendizaje. Para estos propósitos, elaboramos evaluaciones psicopedagógicas y psicodiagnósticos infantiles que nos ayudan a determinar cuál es exactamente el tratamiento óptimo para cada pequeño.

En la terapia para niños trabajamos en equipo con los padres.

Y en caso necesario, con los maestros, para brindarles estrategias específicas que ayuden al niño en este proceso.
Podemos ayudar a tu hijo si tiene a superar problemas de:

Aprendizaje, Conducta, Agresividad, TDA y TDAH, Desobediencia, Miedos, Hiperactividad, Impulsividad, Duelo, Aislamiento social, Timidez, Bullying, Ansiedad, Enuresis y/o ecupresis, Autoestima, Pesadillas, Depresión, Trastornos de alimentación, Trastornos del sueño.

Te pueden interesar tambien nuestros servicios para adolescentes.